Posteado por: revistadulceinspiracion | septiembre 22, 2010

EL REGALO MÁS GRANDE QUE PUEDES RECIBIR

Por: Katiuska de López

En algunas ocasiones, solemos disgustarnos, cuando no recibimos regalos de nuestra familia, en algún momento especial, por ejemplo, navidad, día de los enamorados, día de la madre, o nuestro cumpleaños, si este no es su caso, le felicito, pues pareciera que produce en nuestra interior un cúmulo de alegría, al destapar esa sorpresa que no esperábamos, pero sabes¡ un día Dios, envió su mayor regalo para ti y para mi, envió a su hijo Jesús, para que muriera en una cruz por ti, y  a través de Jesús tus pecados son perdonados y echados en el fondo del mar, y él no se acordará nunca más de ellos, no lo merecíamos, pero el al ver la condición pecaminosa del Hombre decidió hacerlo porque te ama, pero hay que cumplir un requisito para que tu también recibas ese regalo que es dado por gracia de Dios, se llama Salvación eterna, dice la palabra de Dios en romanos 10:9-10  que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.
Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. Es necesario creer en él y confesarlo, así estarás abriendo la puerta de tu corazón al Señor, Tu Padre, él es digno de toda Gloria, toda Honra, él es el dueño de todo y le pertenecemos a él, así que está en tus manos la decisión, solamente debes hacer una pequeña oración y de esa manera pasarás de muerte a Vida eterna, esta es la oración Dios, yo (coloque su nombre) me arrepiento de mis pecados, creo que tú eres el Señor, y que resucitaste a Jesús de entre los muertos, escribe mi nombre en el libro de la vida, y no lo borres jamás, Espíritu Santo entra en mi vida y haz de mi, una nueva criatura. Gracias Señor, Amén.

Posteado por: revistadulceinspiracion | septiembre 22, 2010

¿Sabes, qué es el rapto de la Iglesia?

Por: Katiuska de López

Iniciaremos señalando que arrebatamiento proviene del verbo arrebatar que según el diccionario de la lengua española, entre sus varios significados encontramos principalmente estos: quitar o tomar alguna cosa con violencia y fuerza o llevar tras sí o consigo con fuerza irresistible.

De estos dos significados el que más se ajusta al sentido bíblico de la palabra arrebatamiento es aquel que denota llevar tras sí o consigo con fuerza irresistible. Observe que implica por un lado el traslado de algún objeto de un lugar a otro diferente y por otro lado, el uso de una fuerza irresistible para conseguirlo.
En el Antiguo testamento tenemos dos casos de personas arrebatadas a Dios: en (Génesis 5;24 ) ”Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios”. Aquí podemos darnos cuenta que Dios se llevó a Enoc sin ver muerte.
Tenemos también el caso de Elías en (2 Reyes 2;11) “y aconteció que yendo ellos y hablando, he aquí un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y Elías subió al cielo en su torbellino”. Aquí leemos que Elías fue arrebatado por Dios al cielo. Es decir, desapareció en un torbellino a los ojos de los que estaban con él. Así como ocurrieron estos casos de arrebatamiento, en estos tiempos estamos esperando un acontecimiento sin igual, algo extraordinario, un evento masivo Sobrenatural que está por venir, es una promesa escrita en la palabra de Dios en (1 Cor.15;51-53) “No todos moriremos, pero todos seremos transformados, en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, al toque final de la trompeta. Pues sonará la trompeta y los muertos en Cristo resucitarán con un cuerpo incorruptible, y nosotros seremos transformados. Porque lo corruptible tiene que revestirse de lo incorruptible, y lo mortal, de inmortalidad”. Esto significa que los Cristianos que hayan muerto resucitarán primero, luego los que estemos vivos, seremos arrebatados en un abrir y cerrar de ojos, es por esa razón que debemos estar alerta, velando, orando, caminando rectamente delante de Dios, con un corazón puro y una vida Santa, porque Dios es Santo, Santo, Santo y él conoce tu corazón, para ese día, debes tener tus ropas limpias, blancas, sin arruga, sin mancha. Esto Significa, no tener odio, rencor en tu corazón, ningún tipo de pecado, sabes ¿por que?, porque Dios pide pureza de Alma y de Espíritu en tu vida. Todos seremos transformados, porque para el cielo no va carne. “La transfiguración de nuestro cuerpo es la consumación final de la salvación de Dios.

En Su salvación Dios primero regenera nuestro espíritu, ahora está transformando nuestra alma, y por último transformará nuestro cuerpo, haciéndonos iguales a Cristo en las tres partes de nuestro ser”. (Biblia de estudio Versión Recobro, 1994).Dios en estos tiempos está usando a sus siervos, para predicar su palabra, porque no quiere que te pierdas, porque él, te ama, y quiere que procedas a un arrepentimiento. Sabes!, es triste pensar en que puedes morir en cualquier instante y si no tienes a Cristo en tu corazón, tú alma pasaría una eternidad de sufrimiento.

Pero Dios quiere que cuando suene la trompeta y venga a buscar a su iglesia, tú estés allí, esperándolo, velando, con ansias para recibirlo, preparado para ser arrebatado en las nubes con él, así que, si has reflexionado sobre esto, sólo tienes que abrir la puerta de tu corazón y confesarlo, para que el Espíritu Santo pase a morar en ti.
Puedes hacerlo de esta manera: Dios, yo (coloque su nombre) me arrepiento de mis pecados, creo que tú eres el Señor, y que resucitaste a Jesús de entre los muertos, escribe mi nombre en el libro de la vida, y no lo borres jamás, Espíritu Santo entra en mi vida y haz de mi, una nueva criatura. Gracias Señor, Amén.
Si ud. Hizo esta oración ahora sólo manténgase preparado para ser arrebatado por Dios en cualquier momento cuando suene la trompeta.

Posteado por: revistadulceinspiracion | septiembre 22, 2010

POR AMOR A TI

Por Amor a Tí

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito,  para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna.

Juan (3:16)

Amigo lector, ¿Detalle las imágenes que están a la izquierda?  !Verdad que son terribles¡  Bueno, es probable que tú, ya conozcas la historia de Jesús de Nazaret, que fue concebido por obra del Espíritu Santo, nació de una virgen, padeció bajo la autoridad de Pilatos, fue crucificado, muerto y sepultado y al tercer día resucito  de entre los muertos y está sentado a la derecha de Dios Padre, y etc…

Pero mi intención, no es volverte a contar, lo que de  seguro tú sabes, hoy quiero hablarte de lo que vino hacer Jesús por la humanidad. Siendo Hijo de un Rey,  viviendo en un hermoso Reino, se despojó  de su investiduras de Rey y conociendo  Jesús su destino, sabiendo que no lo reconocerían, que  lo acusarían injustamente, que lo torturarían, lo Escupirían, rasgarían sus ropas, molerían su carne, lo  crucificarían, lo matarían y colocarían su  cuerpo en una tumba de  piedras, aun conociendo todo  esto, él se entregó

POR AMOR A TÍ

En Romanos (3:23)  dice: Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.

Dios se disgustó de gran manera con la humanidad, se cansó de sacrificios, Complicados, Dios sabe que la naturaleza  del hombre,  es pecadora y que sólo, un acto de amor puro, un sacrificio perfecto, sólo un hombre que no tuviera manchas, ni arrugas, que viviera en el mundo y  que no se contamina con las cosas del mundo,  además tendría que nacer, en el seno de una familia humilde y desarrollarse  como un hombre normal, sin privilegios, para que la humanidad no tuviera la excusa, de decir, !Claro como es el hijo de Dios tuvo ciertos privilegios¡ así fue, como Dios envió a su único Hijo y a través de este sacrificio logró Dios acabar con una interminable y eterna cadena  de sacrificios y  crear un intermediario, entre él y los hombres  y ese intermediario se llama Jesús de Nazaret, él es el  puente entre Dios y los hombres.

En Juan (14:6) Jesús les dijo:  Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Jesús nos compró a precio de sangre, llevó los latigazos que te tocaban a ti, cargó la cruz que te tocaba a ti y llevó los clavos que te tocaban a ti. Amigo lector, si tú quieres  de alguna manera, retribuir el sacrificio, que  hizo Jesús por la salvación de tu alma, y que te sean perdonados todos tus pecados, comienza  Arrepintiéndote de tus pecados y repite la confesión de fe que leerás a continuación.

Dios, yo (coloque su nombre) me arrepiento de mis pecados, creo que tú eres el Señor, y que resucitaste a Jesús de entre los muertos, escribe mi nombre en el libro de la vida, y no lo borres jamás, Espíritu Santo entra en mi vida y haz de mi, una nueva criatura. Gracias Señor, Amén.

Después de realizar la confesión de fe, diríjase a una Iglesia Cristiana Evangélica, allí le orientarán y le ayudarán a fortalecerse en la fe.

Dios le bendiga.

Hno. Rafael López y Hna. Katiuska de López

Categorías